DSC_0131

Beatriz Torrente

Mi nombre es Bea y soy una buscadora incansable de la armonía y la felicidad.

Durante muchos años seguí el camino “establecido” …. Estudié una carrera universitaria, encontré trabajo en una multinacional, compré un piso, me casé…; ya sabéis todo eso que se supone que te hará inmensamente feliz.

Pero yo no lo era.

El cambio

El nacimiento de mi primer hijo, Iker, fue un terremoto que sacudió mis cimientos.

Un curso intensivo de sacar a flote todos mis peores defectos, los cuales trabajé a fondo para ser cada día un mejor ejemplo. Aprendí que se podía amar a alguien más que a uno mismo y que tenía más coraje del que pensaba.

Pasé unos años difíciles, con insomnio, estrés, nervios a flor de piel, problemas de relación…. un cóctel de ingredientes de infelicidad.

Hasta que un buen día llegué a mi tope.

Volver a empezar

Ya no quería seguir viviendo la vida que los demás esperaban de mí, quería vivirla simplemente a mi manera.

Dejé atrás la productividad y los números para dedicarme a lo que me gusta de verdad: ayudar a los demás.

Empezar de cero no es fácil. Me entraron mil inseguridades y miedos, hasta soñaba con mi antiguo trabajo¡ Y otra vez la vida me ponía delante una situación para que trabajase a fondo mi interior y sacar mi mejor versión.

Creo que la vida es eso, ir superando paso a paso las dificultades que encuentras y disfrutar los momentos de calma entre ellos jeje.

Mi presente

Ahora trabajo con las emociones, las creencias, la autoestima y la comunicación.

Mi misión es acompañar a otras personas a encontrar “su trocito de cielo en la tierra” o lo que ellos deseen encontrar.

¿Te acompaño?