PILATES E HIPOPRESIVOS

En noviembre comenzamos con las nuevas clases de pilates a cargo de Ángela plaza, combinando las técnicas hipopresivas.

El método Pilates, bautizado por su creador como contrología, se basa en ejercicios que ayudan a mejorar la tonificación de los músculos a través de una sucesión de movimientos fluidos. Su esencia radica en la utilización del cerebro para el control del cuerpo, fomentando el equilibrio.

Pilates propone «una forma de entrenar en la que mente y cuerpo están íntimamente ligados. Solo de esta manera se tonifican los músculos más recónditos de la anatomía con ayuda de la respiración».

Por qué practicar Pilates hace bien:

• Mejora la postura y la flexibilidad muscular.
• Permite entrenar sin riesgo.
• Oxigena el organismo.
• Ayuda a perder peso de manera gradual.
• Moldea la figura.
• Mejora la postura, el equilibrio y refuerza la estructura ósea.
• Aumenta la flexibilidad.
• Ayuda a combatir el estrés, favorece al control mental y mejora la autoestima.

La sesión combinará las técnicas hipopresivas, dirigidas a todas aquellas personas que necesiten o quieran cuidar su suelo pélvico.

Los ejercicios Hipopresivos son «un conjunto de técnicas posturales que provocan un descenso de la presión intraabdominal y una activación de los músculos del suelo pélvico y de la faja abdominal».
Se utilizan mucho en la rehabilitación post-parto para la recuperación del suelo pélvico y para la separación de rectos del abdomen.

Reduce el perímetro de la cintura al fortalecer los abdominales profundos, mejorando los dolores de espalda.

Fortalece los músculos de la vagina, vejiga, ano y recto, previniendo la aparición de incontinencia urinaria leve en un 95% y la moderada en un 60%.

Mejora la función sexual gracias al fortalecimiento y control de los músculos del suelo pélvico.