Primavera, ¡las alergias ya están aquí!

Con la primavera, la alergia ha pasado a ser una vieja conocida para muchas personas, cada vez afecta más a niños y se está convirtiendo en uno de los problemas de salud más importantes. Además, parece no tener solución y debemos resignarnos a convivir con ella. Muchos se preguntan ¿puede ayudarme la Naturopatía?

La respuesta es simple: ¡por supuesto que sí! Muchas personas pasan su vida tomando un cóctel de medicamentos y evitando las sustancias que causan las reacciones alérgicas. Desde la Naturopatía, ofrecemos una alternativa desde un punto de vista holístico, para que las personas con alergia recuperen su calidad de vida, no sólo paliando los síntomas, sino con mejorías notables.

Hay que analizar las circunstancias de cada persona para identificar la causa de la alergia y así poder abordarlo desde diferentes pilares, como la nutrición y la prevención.

Durante las fases agudas de la alergia, en las que aparecen los síntomas como pueden ser congestión ocular, picor, inflamación de la piel, agotamiento… aquí lo sensato y responsable es hacer uso de antihistamínicos y antiinflamatorios alopáticos o naturales recetados por nuestro médico, pero de esta manera sólo estamos tratando los síntomas, una vez y otra vez. Por este motivo el tratamiento de la alergia debe ser holístico, con Naturopatía al abordar la causa del desequilibrio autoinmune, podremos prevenirlo y mejorar notablemente.

Por lo tanto, si sufres alergia y quieres recuperar tu bienestar, la Naturopatía es una muy buena opción para ayudarte, combinándola con técnicas como la Acupuntura, Fitoterapia, Flores de Bach o Auriculopuntura.