Consigue la armonía en Navidad

En estas fechas es habitual decorar las casas y comercios con adornos navideños, son días muy señalados en los que las reuniones con nuestros seres queridos marcan nuestra agenda.

Aquí te presentamos unas ideas sencillas para que pongas en práctica y puedas traer prosperidad a tu vida, además de conseguir unas reuniones más cálidas y llenas de amor.

 

Utiliza colores:

Los colores que más activan rápidamente la prosperidad son el rojo, el verde, el púrpura y el oro.

El rojo es el color de la suerte, por lo que será un gran aliado en nuestra decoración del hogar. Está asociado con el elemento fuego, que aporta energía de movimiento.

El color dorado nos conecta directamente con la fortuna.

El verde es el color de la naturaleza, asociado a la esperanza y crecimiento.

El púrpura es el color del poder.

La combinación de estos cuatro colores es muy beneficiosa para la prosperidad y, además, muy elegante para estas fechas.

 

Juega con los tejidos y el tacto:

Muchas veces no prestamos atención a este sentido, pero… ¿a quién no le agrada tocar un mantel de lino? Los materiales naturales en la decoración de Navidad son una excelente opción con la que puedes sorprender a tus invitados.

Unos adornos de madera, o bien elementos de la naturaleza como piñas secas, musgo, muérdago… y los tejidos si vienen del algodón, tales como servilletas de tela, manteles… ¡mucho mejor!

 

La importancia de un buen olor:

El olfato nos traslada a momentos determinados de nuestra vida, ¿os ha pasado alguna vez?

Existen varios métodos para aromatizar nuestra casa, por ejemplo, las velas aromáticas, que además de ser un excelente adorno decorativo, son un gran aliado para conectarnos con la paz y serenidad.

El aroma de vainilla o cítricos son muy recomendables. El aceite esencial de mandarina es muy utilizado para conectar con nuestro niño interior.

Un incienso natural o de mirra dará un toque de serenidad al salón. No podemos olvidar los agradables aromas de la lavanda y el sándalo.

 

Pon música:

Todos estamos habituados a los villancicos, pero hay muchas opciones de música navideña de todos los estilos.

Dependiendo del ambiente que quieras crear, puedes optar por música más relajante o más motivadora, tú eliges.

 

Atrévete a incorporar nuevos ingredientes y sabores:

Es un gran momento para cocinar cosas nuevas, pues si algo no pasa desapercibido en estas fechas, son las comidas. Cenas de empresa, reuniones, familiares… así estamos hasta el día de Reyes.

Combina, crea, busca nuevas recetas. ¡Sorpréndete a ti mismo y a los demás!

 

Y lo más importante… ¡COMPARTIR!

Ten en tu recibidor una bandeja con turrones, bombones, galletas, polvorones… y a todo el que llame a tu puerta, ofrécele de tu bandeja. Comparte tu prosperidad y podrás multiplicarla.

 

El equipo de Esencias de vida os desea felices fiestas.